jump to navigation

Por el gusto de sufrir 8 abril 2010

Posted by Kero Kinomoto in Cronica Aitiana.
trackback

Pues si, parece que nos encanta sufrir, que somos adictos a estar haciendo corajes, sufrir desilusiones, lamentarse cada 5 minutos, ser el hazmerreír del torneo, ser acosados por las burlas y sobre todo….meditar al principio, en el medio tiempo y al final del partido: “Por que nací Tigre? O lo herede?.

En mi caso así fue, yo no nací Tigre, nací regiomontano y como tal, me gusta muchísimo el futbol soccer. Cuando tuve conciencia de mis actos y comencé a tomarle el gusto al futbol, me di cuenta de que en mi ciudad había 2 equipos, uno llamado Rayados y el otro Tigres. Unos se creían los ricos, los de la clase alta de la sociedad, los otros se decían del pueblo, de la gente trabajadora y que sacaba adelante a este país….por seguir a mis amigos, me fui con los Rayados.

Tuve malas experiencias con este equipo. Me llevaron a ver un entrenamiento en el Cerrito (antiguo lugar de entrenamiento de los Rayados del Monterrey, ubicado en la carretera nacional), pero el acceso estaba restringido, así que tuvimos que saltarnos una barda como de 4 metros de alto, hecha de piedra, para poder entrar y ver de lejitos el entrenamiento. Lo peor que me pudo pasar, es que al intentar saltarme la barda, me caí, me raspé todo y ahí quedo un niño de 8 o 9 años, tirado en el piso, todo raspado y siendo la burla de mis “amigos”. No quise nunca mas ir a ver un entrenamiento, y menos en el Cerrito.

Después recuerdo que un tío nos invito a mi y a mi papa a ver un juego de futbol al llamado Estadio Tecnológico. No recuerdo ni quien jugaba, según recuerdo, pero no me hagan mucho caso, ese día iba a estar un equipo llamado Ajax, ahora que tengo conciencia, supongo yo que era el Ajax de Holanda…pero realmente vino un equipo de esa categoría al Estadio Tecnológico? Ojala me puedan despejar esa duda.

Pero retomando el tema, ese día en el estadio, no la pase del todo bien, estaba muy chico y no me deja ver el mono que tenía enfrente. De niño pues apenas le estas agarrando gusto a ver un juego de futbol, pero no esperes que un werkillo este mas de 15 minutos sentado frente a un televisión viendo un partido, así que me aburrí y tuve que distraerme con lo que fuera (aparte de que los Rayados tenían un partido aburrrriiiidddooo). Creo que ese día salí empapado de cerveza, pues no faltaba el aficionado borracho que para celebrar un gol, tiene que aventar al aire su vaso completo de cerveza. En fin, desde ese día prometí no visitar nunca mas el Estadio Tecnológico…..promesa que rompí hasta hace algunos meses cuando fui con mi hermano a la Semifinal Rayados Vs. Toluca, pero esa es otra historia.

así nació mi repudio contra todo lo que fuera Azul y Blanco, contra los Rayados del Monterrey y comencé a ver hacia el otro equipo. Mi abuela materna era Tigre de Corazón, y me encantaba sentarme frente a la televisión a ver los partidos junto a ella, a hacer corajes porque los de amarillo no metían goles y a reclamarle al árbitro por una falta no marcada. De ahí empecé a seguir de cerca los pasos de los Tigres, a disfrutar de sus buenas rachas (cuando había) y a ver como mi abuelita preguntaba como habían quedado los Tigres cuando por alguna razón, no pudo ver el partido.

Mi abuela era tan fanática Tigre que después de que comenzaron a bloquear la señal de los partidos de Local de los Tigres y que solo podías verlo por Pago por Evento, mi abuela agarraba su pequeño radio, se iba a su recamara y recostada en la cama con su radio a un lado, se ponía escuchar la narración de Roberto Hernández Jr. y seguir de cerca de sus Tigres. Esa era mi abuela, ella (que en paz descanse) me heredo mi afición a los colores azul y amarillo, a nunca dejarme vencer por malas rachas y mucho menos darles el gusto a los Rayados de sentirse amos y señores del futbol, pues en aquellas épocas, ya les andaban quitando el estadio, el cerrito, los uniformes y hasta la franquicia por culpa de su dueño, el Sr. Lankenau y su fraude con el grupo financiero Abaco, se acuerdan?

Pero así es esto del futbol, una montaña rusa en la que a veces estamos en lo mas alto, pero hay bajadas estrepitosas que nos hacen creer que todo esta perdido. Pero cuando menos se lo esperen, la subida ya ha comenzado. No Nací, lo Herede.

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: